Inicio Noticias Ruta Óscar Sevilla: «A estas alturas ya no tengo que demostrar nada a...

Óscar Sevilla: «A estas alturas ya no tengo que demostrar nada a nadie»

1599
0
COMPARTIR
Foto: nuestrociclismo
Foto: nuestrociclismo
Oscar Sevilla

Óscar Sevilla se ha superado durante el 2014, logrando 24 triunfos entre etapas y clasificaciones generales, dos más que el 2013, lo que le ha llevado a ser el número uno del Ránking UCI América, el albacetense cumplirá 39 años y no piensa en la retirada. 

Domingo, 28 de diciembre de 2014. Óscar Sevilla se ha superado durante el 2014, logrando 24 triunfos entre etapas y clasificaciones generales, dos más que el 2013, lo que le ha llevado a ser el número uno del Ránking UCI América, un gran triunfo del albacetense que cumplirá 39 años en 2015 y no piensa en la retirada. El ciclista albacetense asegura que espera correr el Campeonato de España en junio.

(Entrevista tomada de La Tribuna de Albacete

P- Decía que el 2013 había sido su mejor año, pero en 2014 ha logrado todavía más triunfos.

R- El año pasado gané 22 clasificaciones generales y este año he ganado 24, he mejorado, eso quiere decir que estoy motivado, que sigo siendo el mismo profesional, haciendo las cosas con el mismo cariño e incluso más porque cada vez conozco mejor mi cuerpo y a saber lo que necesita, pero lo que más me hace mejorar es la ilusión que tengo. Tengo la misma que cuando pasé a Kelme en 1997, la de triunfar, de ganar, de aportar mucho al ciclismo.

P- Lo que gana no son precisamente pruebas de dos o tres días, son vueltas largas.

R-Allí el ciclismo es más duro por el clima, por la topografía, por la altura. Ahora ya estoy acostumbrado, pero cuando llegué y me encontré puertos como La Línea, con 68 kilómetros, Letras de 86 o  Minas de 45, era muy duro psicológicamente, pero hoy en día ya lo he superado y me defiendo. También influye mucho la altura, empiezas a subir a 600 metros y terminas a 3.800, cambia todo. Creo que la Vuelta a Colombia es una de las más duras del mundo contando Tour, Giro y Vuelta, porque allí son 15 días de montaña, en el Tour o la Vuelta igual tienes cinco días, pero repartidos y hay días en los que te puedes guardar, pero en Colombia, Brasil o Guatemala luchas todos los días con los líderes, no hay llano, todos los días hay puertos y más puertos.

P-¿Se corre diferente en América que en Europa?

R-Se corre de forma muy individual, aunque sin el equipo sería imposible, pero es que en cada etapa hay un mano a mano, es más duro, pero más divertido. En el ciclismo moderno con el pinganillo todos los equipos van muy tranquilos y estamos viendo que atacan en el último puerto cuando faltan cinco kilómetros. Antiguamente, con Induráin, Pantani, Berzin,… había ataques a 80 kilómetros de la meta, eran locuras y en América se corre así, por eso hay que estar muy atentos porque atacan desde la línea de salida. Es un ciclismo más duro, pero a la vez más bonito, de hecho no hay pinganillo, que creo que deportivamente le quita mucho al ciclismo porque hay momentos que parece que los directores están jugando a la Playstation. Además, allí el ciclista quiere triunfar, no regala nada y disputa cualquier puesto, el primero, el octavo, el 50, no se relajan porque quieren salir de la humildad y para ello le ponen muchos huevos.

P-Ha terminado en el número uno del ránking UCI América Tour, ¿qué supone esto para usted?

R-Es un logro muy importante y eso a pesar de que no he corrido muchas carreras UCI, al menos las que dan más puntos como son los campeonatos Panamericanos, Sudamericanos, Centroamericanos, porque todavía no tengo la nacionalidad colombiana y no puedo correrlas, pero las que he corrido importantes como Colombia o Brasil las he ganado y eso da puntos suficientes para ganar ese ránking y lo valoro mucho.

P-¿Estas victorias son una especie de reivindicación?

R-A estas alturas no tengo que demostrarle nada a nadie, me gusta disfrutarlo con la gente que me quiere, los que me siguen y los que siempre han creído en Óscar Sevilla, ya no tengo ese rencor, simplemente me gusta hacer bien mi trabajo, ser profesional y disfrutar de lo que hago y en este caso me gusta celebrar los triunfos con la gente que me quiere, con mi equipo y EPM UME ha apostado por mí, me valoran tanto económica, como personal y deportivamente. A estas alturas de mi carrera estoy en la bicicleta porque lo disfruto, más que por necesidad estoy por pasión.

P-Le encanta el ciclismo, pero va a cumplir ya 39 años ¿ve cerca la retirada?

R-Sé que habrá un día que tendré que decir basta y Óscar Sevilla no se va a retirar arrastrándose. Me siento muy bien, ahora he empezado la pretemporada y me encuentro mejor cada año, seguramente llegará un momento en el que el cuerpo dirá que no, pero si he llegado hasta aquí es porque he hecho una visa sana, me he cuidado mucho, no me ha costado quedarme en casa y no salir por la noche a tomarme unos cubatas y casi todo el año he estado dedicado a la bicicleta. La clave es entrenar y mientras tenga ilusión por ello seguiré, por eso el día que me levante y piense que hace frío y no tengo ganas, cuando pierda la disciplina de entrenamientos, será el momento de dejarlo.

P-Y cuando decida dejarlo, ¿cuál será su futuro?

R-He renovado un año con el equipo y cuando me retire mi idea es seguir metido en el mundo del ciclismo, bien sea de técnico, de director, de preparador, no sé ahora mismo de qué, pero vinculado a este deporte, que es lo que me gusta. Creo que tengo mucho que aportar, tengo mucha pasión y eso me ayuda a enseñar mucho y es lo que me gustaría hacer. Tengo el curso de director deportivo y puedo llevar un equipo profesional porque tengo la licencia de la Federación Española. Pero, de momento pienso como ciclista y no como técnico, pero en un futuro me gustaría a eso.

P-¿Le gusta ser un ejemplo para los más jóvenes?

R-Sí, en Colombia tengo algunos pupilos y aquí en la Ossa también está José Félix Parra, que creo que en cuatro o cinco años lo vamos a ver arriba, ya está en el Fundación Contador, es un gran ciclista y sobre todo una gran persona y le tengo mucha fe. En Colombia entreno con muchos jóvenes, que me llaman don Óscar -ríe- y creo que estoy haciendo una buena labor allí, les aconsejo en la posición en la que deben ir en la bicicleta, en la alimentación, les trasmito mi experiencia. El ciclismo es mi vida, si volviera a nacer no cambiaría nada porque me ha enseñado mucho y amo el ciclismo y me gusta aportarle cosas nuevas.

P-Dicen que nadie es profeta en su tierra, en Colombia lo han valorado mucho, ¿en España se siente igual de valorado?

R-No tanto, la verdad es que me siento feliz porque no tengo rencor y antes sí lo tuve y también sentí rabia e impotencia, pero creo que la vida hay que disfrutarla y para qué me voy a poner triste por eso, quien quiera estar conmigo, aquí está Óscar Sevilla, que es el mismo de siempre, el que no quiera, no tengo problema, el que me critique, tampoco, si es feliz que lo sea. A los deportistas nos tratan como si fuéramos números, marcas. Vas pasando y viene otro, es normal. Pero hay gente que sí defrauda, porque cuando estás arriba todo el mundo se te acerca, luego vas siendo menos y hay algunos que siguen a tú lado y otros que se olvidan, esto es bueno para saber quiénes son tus amigos de verdad. En toda América me tratan como a un ídolo y en España también hay gente que me quiere, tengo a mí peña que les mando un abrazo porque es impresionante lo que hacen conmigo. Pero es cierto que me siento olvidado en algunas cosas, por ejemplo ahora he sido número uno del Ránking América UCI y nadie de la Federación Española me ha felicitado, he ganado la Vuelta a Colombia dos veces y nadie de la embajada española ha ido a verme, de hecho llevo cinco años allí y no he entrado en la embajada de mí país a pesar de que soy un español que lleva el nombre de Albacete y de España por muchos sitios y se olvidan de uno.

P-¿Se ha sentido utilizado?

R-Sobre todo por la política, muchas veces se han aprovechado de uno. A los jóvenes les digo que se dediquen a correr en bicicleta y a elegir adónde van, porque yo fui a muchos sitios y luego me han pegado hostias muy gordas. A veces hay que errar para aprender. Ha habido gente que me ha defraudado mucho y en cambio ha habido otra que me ha dado muchas cosas buenas y que me han demostrado que están en lo bueno y en lo malo, ya estés aquí que a 8.000 kilómetros. A veces lo malo es necesario para darte cuenta de la realidad.

Campeonato de España. Seis años después los aficionados españoles pueden volver a ver correr a Óscar Sevilla por las carreteras de nuestro país, algo que al ciclista manchego le llena de ilusión, de hecho anuncia que quiere correr el Campeonato de España en el 2015.

P-¿Tiene ya un calendario de pruebas en mente para la próxima temporada?

R-Aún no he sentado con mi director, Raúl Mesa, que es un histórico, tiene 72 años y ha estado con Lucho Herrera y Fabio Parra. He renovado un año y el equipo quiere correr en España, carreras como Castilla y León, Asturias, Madrid, pero depende porque en América hay muchas carreras muy bien organizadas y que motivan mucho a los equipos porque les pagan todo y hoy en día en España como mucho te pagan el hotel, pero al equipo le interesa y quieren venir en abril y mayo. Por lo demás, está la Vuelta a Colombia y el Clásico RCN y las carreras UCI como Brasil, Tour de Río, Guatemala, Utah y Colorado, serán los objetivos más claro, pero esto está de julio hacia final de temporada, por eso la idea es hacer un pequeño pico de forma hasta mayo y después llegar a julio al 100%.

P-¿Entonces es posible volver a verlo correr en España?

R-Tengo en mente correr el Campeonato de España, que es en junio, pero hay que ver recorridos y dónde es, porque si va a ser llano y en Albacete vengo, pero si es llano y es en León o Valladolid, tendré que valorarlo, pero ojalá sea un recorrido duro, por lo menos que me vean.

P-¿Cuándo fue la última vez que corrió en España?

R-Fue en la Vuelta a Asturias del 2009. Será bonito y me gustaría por la gente que me quiere y que sé que disfrutaría viéndome correr aquí. Estoy muy bien en Colombia porque me han acogido muy bien, pero tengo ganas de mi tierra, de mi ciclismo y de mi zona.