Inicio Noticias Pista Entrevista* “He tenido días difíciles, Dios me escuchó y me regaló este...

Entrevista* “He tenido días difíciles, Dios me escuchó y me regaló este triunfo”: Milena Salcedo

257
0
COMPARTIR
Foto: ©nuestrociclismo.com
Foto: ©nuestrociclismo.com
Milena Sacedo (Archivo Campenato Mundial Cali)

El carácter de Milena Salcedo tiene algo de irreverente. Es una característica de su personalidad que también traslada al velódromo cuando enfrenta a sus rivales, pues sin importar si el escenario es simple o sofisticado como el mítico Velopark de Londres.

 

Sábado, 6 de noviembre. El carácter de Milena Salcedo tiene algo de irreverente. Es una característica de su personalidad que también traslada al velódromo cuando enfrenta a sus rivales, pues sin importar si el escenario es simple o sofisticado como el mítico Velopark de Londres, la bogotana sale a competir sin mediar palabra. “Pienso que cada momento hay que vivirlo. Cuando ganó a nivel nacional también siento una gran alegría”, afirma desde Londres con la evidente alegría que produce un triunfo de tanto prestigio.

Y lo logró por determinación, porque a pesar de las lágrimas y los malos momentos que afrontó, y que casi la impulsan a tomar la decisión de dejar la pista, se decidió a seguir luchando para conquistar su momento más glorioso. “Hay que olvidar los malos ratos y los días en los que lloré mucho”, cuenta Milena con el ánimo revitalizado. Ahora, la bogotana se fija dos grandes objetivos: el título mundial y los olímpicos de Río 2016.

Federación Colombiana de Ciclismo: ¿Cómo se dieron las cosas, la situación de carrera y, por supuesto, cómo está viviendo y asimilando este momento, ya que es algo muy importante no solo para usted, sino para todo el país?

Milena Salcedo: “La prueba estuvo muy movida desde el principio, sabíamos más o menos cuáles ruedas (corredoras) teníamos que seguir y estar pendientes para las fugas y para los embalajes. Había una desventaja: varios países llevaban dos corredoras, pero igual sabíamos que la manera de ganar la prueba era cogiendo vuelta, porque en el embalaje se iban a presentar muchos enredos. Entonces, desde un principio tenía pensado salir por la vuelta, tenía muchas ganas y ansiedad por montarme en el podio, así como en la Copa Mundo Guadalajara. Sin embargo, no pensé que fuera a ser tal real como lo estaba pensando. Empezaron a partir mucho, me logré escapar con la niña de Estados Unidos, nos colaboramos y logramos coger la vuelta. Ya en el embalaje me ubiqué mejor y logré quedar por delante de ella”.

FCC: ¿Es el momento más feliz de su carrera?

M.S: “En cuanto a resultados, sí creo que es el más grande que he tenido en lo que llevo practicando este lindo deporte. Claro está que cada vez que ganó es muy importante y muy bonito. Entonces pienso que cada momento hay que vivirlo. Cuando ganó a nivel nacional también siento una gran alegría”.

FCC: ¿Cuándo cruzó la meta y vio que el triunfo era suyo, en qué cosas piensa un deportista, si es que las piensa, o después de eso vienen todos los pensamientos, las lágrimas y la emoción?

M.S: “En ese momento sentí demasiada alegría ¿y en qué pensaba?, en mi familia, que siempre ha estado conmigo y más que todo en los malos momentos. He tenido días muy difíciles. En el centroamericano pasé muy malos días pensando en la puntuación del ómnium, que me quedé por fuera por no haber estado en una carrera UCI. Mi ilusión es poder clasificar a una olimpiada y días atrás le decía a Julián (Velásquez) que no quería seguir corriendo… entonces me acordaba de todos esos malos momentos y como que hay esperanza de muchas cosas. Le pedí mucho a Dios que me regalara un triunfo y me escuchó, me lo regaló. Esto es gracias a él”.

FCC: ¿Esta medalla va a cambiar su perspectiva y su panorama, pese a toda a la experiencia que tiene?

M.S: “En este momento estoy muy enfocada en seguir entrenando muy duro para clasificar la prueba a la olimpiada, ese es mi mayor objetivo. Mi segundo objetivo es ser campeona del mundo y sé que lo puedo lograr en esta prueba (scratch). Me he dado cuenta que el entrenamiento ha servido demasiado. Mi entrenador Jhon Antonio Ramírez es el que ha estado pendiente de mi proceso junto a Julián. La perspectiva es seguir ganando y dar lo mejor de mí, trayendo los mejores resultados para Colombia”.

FCC: En ese sentido de preparar dos objetivos tan importantes, ¿cómo va a hacer para nivelar las cargas y mantener un punto óptimo para obtener esos logros que anhela?

M.S: “Los dos objetivos van de la mano. Ahora seguimos preparándonos para la Copa Mundo de Cali y de ahí ya tenemos enseguida el campeonato del mundo. Después de eso podré bajar las cargas para descansar de todo lo que venimos haciendo desde el año pasado, y volver a retomar (actividades) con miras a la olimpiada de Río”.

FCC: Marcó un punto interesante que fue cuando habló con Julián Velásquez de que pensaba en no seguir corriendo. Ahora que todo se dio, ¿cuál fue el diálogo que tuvieron? ¿Recordaron el momento o se quedaron con alegría de la medalla en la Copa Mundo?

M.S: “La verdad, no hemos hablado nada de esa conversación. Fue simplemente la alegría de este momento, de volver a reencontrarme con un triunfo así de grande. Ya había sentido una sensación parecida en la Copa Mundo de Guadalajara en enero de este año. Me hacía mucha falta. Le pedí mucho a Dios para que me ayudara a tomar las mejores decisiones. Pienso que en este momento hay que olvidar los malos ratos y los días en los que lloré mucho, porque no quería seguir corriendo y por todas las circunstancias que estaban pasando. Si Dios me regaló esto, es con el ánimo de seguir adelante”.

FCC: ¿Cómo crees que te van a recibir en el país después de ganar un título tan importante?

M.S: “La verdad, no he pensado en eso (risas). Espero ver a mi familia en la puerta y esperar a ver qué pasa. Todavía me quedan dos días acá, pero estoy muy emocionada por llegar a Colombia y poder colgar esa medalla en mi cuarto”.

Redacción: Éder Garcés – Federación Colombiana de Ciclismo | 05/12/2014