Inicio Noticias Ruta Por la pandemia, Elise Chabbey cambia su enterizo ciclista por una bata...

Por la pandemia, Elise Chabbey cambia su enterizo ciclista por una bata médica

1189
0
COMPARTIR

Elise Chabbey es una doctora en medicina recién graduada. Hacer malabarismos con su carrera médica y su carrera deportiva es algo a lo que la ciclista prfesional suiza del Bigla– Katusha Team, se ha acostumbrado a hacer en los últimos años, y ha asumido el desafío una vez más, pero esta vez, de una manera bastante diferente.

ArtículoEn Contexto: Covid-19 en Ginebra

Inicialmente en la lista de participantes del icónico Strade Bianche (programada para el pasado día 7), así como en una serie de semi-clásicas belgas (la Danilith Nokere Koerse y la De Panne-Koksijde), Elise esperaba continuar lo que ya había sido un comienzo muy fuerte para la temporada 2020 (finalizó en el top20 de la Setmana Valenciana). Sin embargo, debido a que todas las carreras se suspendieron en un futuro cercano debido a la crisis del Coronavirus, no se contentó con quedarse sentada y esperar a que se reanudaran las carreras. «No hacer nada no está realmente en mi naturaleza», explica de manera muy sucinta. Poco más de una semana después de la cancelación de las carreras, Elise, subcampeona nacional de ruta y contrarreloj 2019, se encontró en el Hospital Universitario de Ginebra. «Lo que está sucediendo ahora no tiene precedentes, y dada la gravedad de la situación, siento que tengo que hacer algo», nos dice. El hospital necesita refuerzos para su personal.

Mientras está presente, Elise está encargada de cuidar a los pacientes, incluidos aquellos con COVID-19, así como a pacientes en general, donde supervisa y ayuda a tratar sus afecciones. «Esta semana», explica, «tuve nueve pacientes, y anticipamos que habrá más números en los próximos días». Sin embargo, aunque su atención ahora se centra en sus pacientes en el hospital, de ninguna manera ha colgado la bicicleta. Ella continúa entrenando todas las noches después de regresar del hospital, para mantenerse en forma cuando la carrera finalmente se reanude. Un objetivo particular que espera con ansias es su Campeonato Mundial «en casa» en @AigleMartigny20, Suiza, (la última semana de septiembre), una perspectiva que proporciona una motivación particularmente fuerte para continuar entrenando, en un momento en que a algunos ciclistas les puede resultar difícil dedicar mucho tiempo a los entrenamientos y sin objetivos concretos a la vista.

Mientras asista como pasante médica al hospital universitario de Ginebra, una vez más se encuentra combinando sus dos pasiones, el ciclismo y la medicina, un desafío que no es nuevo para la ginebrina de 26 años, quien ya era estudiante de tiempo completo mientras viajaba con su equipo el año pasado, participando en algunas de las carreras más importantes del calendario, como la Setmana Catalana, la Emakumeen Bira, el Tour of Scotland e incluso el Giro Rosa, cerrando su temporada con el top 20 en la prueba de fondo del mundial de ruta en Yorkshire. Por ahora, los largos días divididos entre el hospital y la bicicleta pueden ser agotadores, pero como ella nos dice: “cuando esta crisis haya disminuido, sabré que intenté hacer mi parte y espero estar orgullosa de eso. Creo que hacer esto ahora realmente me ayudará mentalmente. Y cuando las carreras comiencen nuevamente, estaré más que lista y completamente motivada para unirme a mis compañeras en el camino”, expresó la vigente campeona del Tour de Berna y para quien el 2020 será su tercera temporada como profesional y la segunda con el Bigla – Katusha, su actual escuadra de la categoría UCI Women.

Twitter @johnfvalencia / redaccion@nuestrociclismo.com

La ciudad de Ginebra, la más poblada de la región de Romandía y la segunda en toda la nación Helvética, ya declaró un estado de emergencia, al ascender a un total de 873 personas diagnosticadas y a 6575 el número de contagiados por el nuevo coronavirus Covid-19 en todo ese país. Las autoridades sanitarias esperan que tal decisión se extienda en esta jornada a toda esta nación donde el incremento de casos positivos obligó a reducir al mínimo las operaciones en la Organización de Naciones Unidas (ONU) y otras agencias internacionales. El estado de necesidad, como se conoce aquí a la actual situación, supone el cierre a partir de las 18:00 hora local de todos los comercios y establecimientos públicos que no brinden servicios esenciales.

La víspera, autoridades de salud reportaron 800 nuevos casos diagnosticados, en un país donde 79 personas fallecieron por esta enfermedad, mientras aumentan los controles fronterizos con naciones vecinas como Italia, Alemania o Austria. Esta ciudad, fronteriza con Francia, sirve de sede a una de las oficinas de la ONU y al Comité Internacional de la Cruz Roja; también alberga a las máximas autoridades de la salud y el comercio agrupadas en la OMS y OMC, respectivamente.

Twitter @nuestrociclismo / redaccion@nuestrociclismo.com