Inicio Noticias Ruta Entrevista* Eusebio Unzué: “Nairo se le adelantó al tiempo”

Entrevista* Eusebio Unzué: “Nairo se le adelantó al tiempo”

593
0
COMPARTIR
Foto: Movistar Team Press
Foto: Movistar Team Press
Eusebio Unzué

El manager de Movistar, Eusebio Unzué, cabeza visible del proyecto que inició hace cuatro décadas, habla sobre Nairo Quintana.

“La trayectoria de la cabeza visible del proyecto es difícilmente igualable en el deporte de nuestro país. Comenzó su vinculación con el equipo como director de la escuadra amateur de Reynolds entre 1974 y 1984, en los que comenzó a colaborar con el primer equipo, al que llegó definitivamente como director deportivo en 1985.

Artículo

Desde entonces, veintiocho temporadas consecutivas al frente de la mejor escuadra de la historia del ciclismo nacional. Eusebio Unzué ha dirigido hacia la victoria a sus corredores en 7 Tours de Francia, 2 Giros de Italia, 3 Vueltas a España y cientos de triunfos en competiciones de todo el planeta. Un referente de nuestro deporte”.

Así define el equipo Movistar, uno de los 19 del Tour mundial de la UCI, a su manager deportivo Eusebio Unzué Labiano, encargado directo de llevar a la divisa telefónica al colombiano Nairo Alexander Quintana Rojas, que él mismo el español confirmó como nueva contratación en octubre del 2011, por los dos siguientes años (2012-13) y uno de los que lo acompañó en Colombia en el delirante recibimiento que se le tributó al boyacense el martes en Bogotá y el miércoles en tránsito hacia su departamento de origen por todas las poblaciones que hay en la vía desde la capital del país hasta Arbacuco, destino final de la caravana.

Tras acabar los homenajes, Unzué retornó este jueves a su país no sin antes reconocer que “esperaban un gran recibimiento”, pero jamás lo que vivió al lado de Quintana, a quien califica de “chaval con gran sentido de humor en el grupo”. Tiene ojo para las estrellas, lo demuestra el haber manejado al mejor pedalista español de todos los tiempos, Miguel Induráin, por 16 años, de los 18 a los 34, en los que ganó cinco Tour de Francia en línea (1991-95) y al que sin rubores compara en varios aspectos con el boyacense:

Por Oscar Héctor Dallos

Declaraciones

“A Induráin lo tuve desde los 18 años y hasta los 34, con el aprendía siempre, con Nairo me pasa lo mismo. Para mí, Nairo y Miguel son grandes analistas, ven la carrera como nadie, me asombra la velocidad con la que aprenden, como captan todo. Además, cada uno aporta. Nairo no deja de sorprenderme cada día, no le repetimos nada, todo lo capta la primera vez, tiene una excelentísima cabeza”.

Y confirma el seguimiento que se le hacía en Europa y su dotes de líder: “Nairo en el Tour de L´Avenir (2010) tampoco era el líder y lo hizo, fue exactamente igual a ahora (Tour de Francia 2013). Se le pedía que hiciera lo que pudiera, es un prematuro (joven), se le adelantó al tiempo, y cuando su jefe (el entrenador José Luis Arrieta) le dijo que asumiera, él le dijo que sabía que tenía que hacerlo, que estaba preparado”.

Corrobora cómo asume Quintana su rol sin problemas, al tiempo que llama a la sensatez: “Nos ha gustado tener chavales para ir llevándoles de la mano, a la sombra de los líderes que le preceden. Nairo ya ha sido líder en varias carreras, demostró que ni siquiera las Grandes Vueltas le eran extrañas con tan poca experiencia para él. Es un crío en fase de maduración, quiero seguir siendo prudente con su calendario, con él la palabra es prudencia”.

Destaca como asumió su papel de líder en pleno Tour: “Ese día que asumió el liderato del equipo se llenó de actitud, él sabía lo que allí se jugaba, allí nos dio un golpe de autoridad, en pleno llano solo, adelante, mientras sus compañeros lejos de él se batían por ayudar a su jefe, el respondía y de qué manera. Él era segunda opción. No quería que sobre sus espaldas reposara la responsabilidad más allá de la normal porque no sabíamos cómo respondería”.

Sobre su primera participación en una prueba de tres semanas aseveró: En la Vuelta a España (del 2012) ya nos dejó entrever que estaba para grandes cosas, nos daba miedo que por su juventud no pudiera responder, que su inmadurez se notara a la tercera semana de una carrera grande, pero ya habéis visto como ha asumido su función”.

Estima el afecto de los colombianos y de la misma prensa, pero deja en claro a que vino al país Nairo Quintana: “Bueno que esté acá, que recoja el cariño de la gente, de sus paisanos, tienen derecho a ver las emociones que ha despertado y valoramos eso. Para que luego no le cueste, ya debe volver a entrenarse, para coger nuevamente ritmo de competencia con miras al Mundial. Él tiene especial interés en ser protagonista”.

Cierra el capítulo sobre los Quintana refiriéndose a menor de la familia: “Nairo no tiene mal ojo y cuando apunta, no se equivoca (en referencia al concepto sobre las condiciones de Dayer). Se está adaptando, su regularidad es el punto de garantía, si no extraña a la familia, si no extraña su entorno, la tierra, yendo de la mano de Nairo, irá bien”.

Acerca de contratar más Escarabajos para Movistar dice que, “ganas no faltan de tener uno más. Colombia es una potencia mundial. Todo equipo internacional quiere tener un colombiano entre sus corredores, son demandados por todas las plantillas de Europa. Esta es una generación ‘condenada’ a tener éxito año tras año, los chavales van a tratar de emularlos, no sé si (llevaré) otro colombiano, pero lucharemos por ello”.

Señala a Colombia como nación con condiciones para integrar el Tour Mundial: “Yo lo aconsejaría, no voy a llenarlos de piropos, pero pueden hacer una carrera grande, conozco el país desde 1986, lo propuse en su momento. El ciclismo es magnífico en este país, debe verse, no deberían desaprovechar lo lindo de los paisajes y enseñar a Colombia al mundo. Hay nivel para mostrar la grandeza del país a través del ciclismo”.

Llama a la cordura sobre la posibilidad de tener una formación criolla en el Tour Mundial de la UCI: “Los colombianos se han convertido en una referencia, pero vivir una aventura con la estructura de 1985 es una utopía, concentrarlos a ellos en un gran equipo del Tour Mundial no lo veo posible. Como país tiene un componente nacionalista, pero más que difícil es irreal”.

Por Oscar Héctor Dallos