Inicio Noticias Columnas El sermón de la montaña, por Rubén Darío Arcila

El sermón de la montaña, por Rubén Darío Arcila

288
0
COMPARTIR
Foto: Diego Sinisterra
Foto: Diego Sinisterra
Foto de Archivo

El Giro ciclístico del 2013 tendrá su apoteósico final con una gala espectacular, nunca vista en los últimos años, llena de sorpresas: Medellín – Santa Elena ¡Aleluya¡

Por Rubén Darío Arcila

La Vuelta a Colombia en Bicicleta – el buque insignia del ciclismo nacional- partirá este año desde el ombligo del mundo. Semejante paliza, carga de costos- pienso en los ciclistas pobres de Boyacá y Casanare – para llegar a Quito en un viaje del cielo a la tierra, dar un par de pedalazos – ni siquiera un gran circuito – y partir con la procesión inmediatamente rumbo a Ibarra, meta de este primer calvario. El Giro ciclístico del 2013 tendrá su apoteósico final con una gala espectacular, nunca vista en los últimos años, llena de sorpresas: Medellín – Santa Elena ¡Aleluya¡…algo así como el paseo de La Castellana en Madrid o Los Campos Elíseos en Paris. Si familia: otra vez arroz, tajadas y carne molida. No cambia el menú. Por mucho que nos digan que el trayecto está pavimentado de buenas intenciones. Algo simplemente no se ha hecho bien.

Si hay alguna cualidad indispensable para alcanzar grandes logros en una empresa – y esto los sabe muy bien un Jesuita como Ramiro Valencia – es la creatividad. La capacidad de generar ideas susceptibles de convertirse en oportunidades de comercializar el evento, puede ser la diferencia entre el éxito y el fracaso como presidente de la Federación. Lo mismo sucede en nuestras vidas privadas, en nuestras relaciones de pareja, con amigos, frente al micrófono…todos sabemos la importancia de ser creativos. Y no creo que lo tenga entre sus mandamientos el nuevo mandatario porque acabamos de saber que los dirigentes vallecaucanos – ¡se agita el cañaveral ¡- fueron despojados de su justo derecho a manejar los Mundiales de Pista del 2014. Los mismos hombres de lucha que han organizado CINCO COPAS DEL MUNDO  los pusieron a mirar para el Cerro de la Tres Cruces mientras la Federación negocia derechos, vende pancartas, firma aquí, firma allá…sin ninguna auditoría. Esto es lo que ahora llamamos ingenio y creatividad. No es ninguna originalidad tratar de encubrir el tema del Doping entre nuestros ciclistas afirmando – sin pizca de vergüenza – que Maradona, Higuita, Daniel Santos, Diomedes Díaz y muchos personajes más, también le jalan al asunto. Irresponsable manera de intentar opacar el tema donde se pone en riesgo la vida de los atletas. Así que lo mejor es guardar silencio como hacen los demás. Prohibido hablar del médico detenido en España. El mismo que traía la Pichicata para un poderoso equipo paisa que el año pasado no pudo mover las piezas del ajedrez a su antojo.! No ganó nada! Claro, la “medicina” se quedó al otro lado del charco. Dirigentes y periodistas “papables” conocen a fondo este rollo pero menos mal que viven lejos de YOPAL porque no les alcanzaría el agua para lavarse las manos. A quienes me reten por no dar nombres les contesto parodiando al filósofo oriental “Cuando yo apunte, no miren el dedo…pongan la vista en el punto que señalo”.

Una copa más, como dirían en  La última Cena: le conviene a la Copa Mundo de Cali que un Uribista de racamandaca se ponga al frente del evento – asesorado por González – esperando el apoyo y las partidas del gobierno Santos? A no ser que Ramiro convierta al jefe de estado en su nuevo mejor amigo. La política es dinámica.

Tengo fe en que Ramiro de Jesús Valencia Cossio – apellidos difíciles de olvidar en el  sanedrín santista – antes de coronar la cima, sabrá sacudirse de esos fantasmas que lo acosan…menos de Barrabás y Gestas. La clave está en que sepa diferenciar entre ese par de acompañantes, quién es el bueno y quién el malo. Aunque la verdad -en medio de tantas tinieblas -yo no veo a Dimas por ninguna parte.

Rubén Darío Arcila – Llano Grande,  marzo 2013