Inicio Noticias MTB Editorial: “El pasado y presente de la Copa Nacional de MTB”

Editorial: “El pasado y presente de la Copa Nacional de MTB”

380
0
COMPARTIR

El pasado domingo 18 de Septiembre finalizó la versión 2016 de la Copa Nacional de ciclomontañismo en el municipio de Girardota en Antioquia, al regresar a casa luego de un largo y extenuante viaje me puse en la tarea de hacer el resumen para nuestra página web y nuestros patrocinadores, tengo que aceptar que me costó trabajo no solo por el cansancio sino por una sensación de preocupación, decidí hacer simplemente un rápido recuento de los resultados con un agradecimiento a todos los que nos han apoyado en esta dura lucha.

Recuerdo que hace unos años cuando entré al mundo del ciclomontañismo competitivo me emocionaba mucho ir a las válidas de la Copa Nacional en las distintas regiones de Colombia, nació el equipo Mezuena de Cross Country y viajábamos con los niños muy motivados a participar y a ver el movimiento que había en los eventos, me sorprendía ver la zona de los equipos en donde estaban las grandes marcas, nosotros apenas teníamos niños como Egan, Hilvar, Brandon, Valero, apoyados por corredores Master ayudándonos a alimentar sus sueños.

En esa época no podíamos viajar a todos los nacionales por presupuesto, íbamos a los que podíamos y eran las carreras en las que estaba el fogueo principal con gran número de participantes todos ellos con grandes objetivos profesionales, hacíamos amigos de distintas regiones del país, se compartía con gran cantidad de personas incluyendo los master quienes asistían en forma masiva. Fuimos creciendo y encontrando solvencia económica para poder viajar con bastante esfuerzo, el tiempo fue pasando y hemos viajado mucho, invertido mucho tiempo y dinero en estas competencias que se realizan en distintos sectores del país, nos gusta viajar, nos encanta compartir con la gente y en cierta forma ser referentes de muchos muchachos quienes ven en el ciclismo una posibilidad de futuro para sus vidas en un país lleno de limitaciones económicas y falencias educativas.

Hace unos días antes de viajar a Girardota envié unas invitaciones a los patrocinadores para acompañarnos en la competencia y la respuesta fue alarmante, a ninguno le parece interesante ir con nosotros a las carreras, simplemente esperan el resumen con las fotos pues creen que en el evento no hay movimiento en cambio en redes sociales y publicaciones se puede compensar esto, y tienen toda la razón.

Me remonto a los años anteriores cuando nos motivaba inmensamente ir a los nacionales, los patrocinadores nos acompañaban, había una buena participación en los eventos y un ambiente y montaje propicios para que los deportistas se sintieran a gusto y vieran la diferencia entre estas competencias y las locales, en la última válida del 2014 hubo 241 corredores, en la última del 2015 hubo 151 y ahora en 2016 apenas 118 deportistas.

El ambiente no es el mismo, no se siente la motivación, es más el compromiso por estar en el podio nacional y tal vez las clasificaciones a las competencias internacionales que la verdadera importancia de los eventos como tal, en un país en donde el ciclismo se convierte en el deporte principal vemos como el ciclomontañismo competitivo muere lentamente, con menos interés por parte de los municipios que hace unos años enviaban a sus delegaciones e igualmente por parte de los patrocinadores que acompañaban a sus corredores.

No quiero criticar, culpar o señalar a nadie, mucho  menos crear polémica, solo quiero contar mi historia para que vean la realidad de lo que está ocurriendo en la actualidad sin tener en este momento certeza de que va a pasar en el futuro. Somos una gran familia y debemos pensar en trabajar en equipo, las copas privadas están creciendo y las nacionales o estatales no deben quedarse atrás, veo a una comisión nacional muy limitada y sin recursos propios, sin autonomía e igualmente desmotivada como nosotros los pocos equipos que asistimos ahora a la Copa Nacional. No se trata de poner más vallas o inflables, se trata de incentivar a la gente a la participación masiva y a darle la respectiva importancia y posicionamiento que merece y debe tener.

Es una corta reflexión por medio de mi historia personal, espero recuerden con alegría como eran estas competencias hace unos años y alguien pueda hacer algo para que vuelvan a ser los eventos insignia para todos los nuevos talentos que estamos formando y educando con mucho trabajo y esfuerzo. Valió la pena cerrarle la puerta a los corredores master que eran los encargados de motivar a los niños, llevarlos a las competencias e invertir en ellos? Podemos ver en otras modalidades como el BMX un ejemplo a seguir?  Crecen inmensamente los eventos de ciclomontañismo aficionado en el país como las travesías, porque nosotros no?

Espero todos entiendan que si me tomo el tiempo de escribir esto es porque me interesa mucho, trabajo en esto y seguiré apoyando así como me apoyan a mi.

Muchas gracias por su tiempo.

Pablo Mazuera Zambrano (Mánager Team Specialized- Tugó)